La radiografía no muestra la mano de un niño lastimada por fuegos artificiales, sino la de un hombre que sufrió un accidente laboral

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Una radiografía de lo que parece ser una mano rota circula en redes sociales como si fuera el resultado de una explosión por fuegos artificiales en un niño durante las fiestas de fin de año. Sin embargo, la imagen fue tomada en Tailandia antes de una operación realizada a un hombre que sufrió un accidente laboral.

"Explícale a tu hijo, que el médico te acaba de decir que las posibilidades de reconstruir su mano, son nulas”, afirma una publicación en Facebook del 24 de diciembre de 2019 compartida más de 7.700 veces, que pide “no mas cuetes, palomas, barrenos y explosivos en estas fiestas”. El texto acompaña la imagen de lo que parece ser una radiografía de una mano, en la que se observan varios huesos rotos.

La imagen, acompañada de mensajes similares, también fue publicada por otras cuentas en Facebook entre el 24 y el 28 de diciembre (1, 2, 3), siendo compartida más de 3.500 veces. Además, fue retuiteada en al menos 14 mensajes publicados durante las fiestas de fin de año (1, 2, 3) y recibió más de 3.500 "me gusta" en una publicación en Instagram.

Captura de pantalla realizada a una publicación en Facebook, el 2 de enero de 2020

Una búsqueda inversa de la imagen arroja como resultado varios artículos publicados en julio de 2019 en medios de prensa de países como Argentina, España y Reino Unido, que contaban una operación realizada en Tailandia a un hombre que sufrió un accidente laboral con una máquina compactadora que le cortó la mano en tres partes.

El responsable de la operación fue el doctor Wichit Siritattamrong, especializado en cirugía microvascular reconstructiva en el Hospital Internacional Chularat 3 de Bangkok.


En comunicación con AFP Factual a través de su página en Facebook, el Dr. Wichit relató que la operación fue realizada el 29 de octubre de 2014 y demandó 12 horas de trabajo.

A mediados de 2019 el médico publicó en Facebook la historia de la operación, recordando que el paciente al principio se quejó porque no pudo salvar su dedo índice, por lo que decidió mostrarle una imagen de cómo estaba su mano al llegar al hospital. “Después de ver la primera foto, cambió de inmediato. Pasó de culparme a agradecerme por la cirugía”, indicó.

Captura de pantalla de la página de Facebook del Dr. Wichit Siritattamrong, realizada el 2 de enero de 2020

Cuando AFP Factual le contó que varias publicaciones en redes sociales mostraban esa radiografía de 2014 para indicar que correspondían a la mano de un niño víctima de un accidente con fuegos artificiales, Wichit aclaró que “una herida de mano por explosión de fuegos artificiales no se ve así, esto es producto de una herida industrial”.

Consultado sobre la repercusión internacional que tuvo la operación en julio de 2019, cuando la dio a conocer, el médico dijo a la AFP que su intención fue “inspirar a cualquier cirujano que esté interesado en el campo de la cirugía de manos en Tailandia”.

En conclusión, es falso que la radiografía que se muestra en las publicaciones sean de una herida de fuegos artificiales, si no que corresponde a la herida provocada por una máquina compactadora en Tailandia en 2014.