Los conservadores de frescura no tienen grafeno, se imantan por la presencia de polvo de hierro

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

En un vídeo de dos minutos y medio, compartido más de 500 veces en redes sociales desde julio de 2021, un hombre muestra cómo se imanta el conservador de frescura que viene en el interior de una bolsa de Pipas Reyes, para argumentar que esos sobres “contienen grafeno” y son dañinos para el organismo. Sin embargo, eso es falso: la empresa española que las produce tachó de “difamación” las acusaciones y  especialistas en seguridad alimentaria explicaron a AFP Factual que los absorbedores de oxígeno suelen contener polvo de hierro y por eso pueden ser atraídos por imanes.

En la secuencia, una voz masculina explica que dentro de ese paquete de semillas se ha encontrado un “conservador de frescura que viene envuelto y precintado herméticamente en una bolsa de plástico”, a lo que añade: “Ya me dirás tú qué absorbe esto”. El protagonista aclara que después de “indagar” sobre su contenido, puede asegurar que el sobre lleva “grafeno, que ahora lo están metiendo en los alimentos con la excusa de conservarlos”.

Para demostrarlo, pega el absorbedor a un imán. Acto seguido, alerta sobre el peligro que supone el hecho de que el sobre esté en contacto con el alimento, ya que algunos lo utilizan de “aderezo, como si fueran especias”, encima de las pipas, para luego comérselas.

Grabaciones similares con el mismo mensaje y que señalan a Pipas Reyes de incorporar grafeno en sus paquetes se han compartido centenares de veces en Facebook y Telegram, donde tuvieron decenas de miles de visualizaciones. 

Captura de pantalla realizada el 25 de agosto de 2021 de una publicación en Facebook

Sin embargo, Pipas Reyes negó que los captadores de oxígeno en sus paquetes contengan grafeno y expertos en seguridad alimentaria explicaron que la razón por la que se imantan es el hierro usado en su interior.

El grafeno es un nanomaterial “consistente en una sola capa de átomos de carbono fuertemente cohesionados”, como explica en su sitio web Graphenano, un grupo empresarial español que trabaja en la aplicación de este material. Es sumamente resistente, tiene una alta conductividad térmica y eléctrica y múltiples aplicaciones.

Hace años que se investigan las aplicaciones tecnológicas del grafeno. En 2021, usuarios en redes sociales han alertado sobre su presunta presencia en las vacunas desarrolladas contra el covid-19, algo que AFP ya verificó como falso en varias ocasiones (1, 2, 3).

Ante las acusaciones, la compañía Frutos Secos Reyes, productora de aperitivos y golosinas, publicó un comunicado el pasado 28 de julio en sus canales oficiales en redes sociales, en el que tildó esas afirmaciones de “comentarios gravemente difamatorios”. En ese texto, la empresa de Sevilla, España, aseguró que los “sobres de absorción de oxígeno, tanto en su contenido como en su continente, no contienen ningún producto químico clasificado como peligroso, no producen daños físicos, no producen daños a la salud de las personas, y no producen daños al medioambiente”.

El conservador de frescura “está fabricado y certificado por un proveedor químico de ámbito multinacional de primer orden, al mismo tiempo que amparado por numerosas certificaciones europeas”, detalló la compañía. “Hechos difamatorios, como injurias y calumnias divulgadas malintencionadamente y con publicidad, van a ser objeto de la correspondiente denuncia e identificación de sus autores”, advirtió Frutos Secos Reyes.

¿Qué son los absorbentes de oxígeno?

Contactada por AFP Factual, Ana Robles, responsable técnica en seguridad alimentaria de Laborcan y miembro de la Sociedad Española de Seguridad y Calidad Alimentarias (SESAL), dijo que “los absorbedores de oxígeno son pequeños paquetes que se agregan a los envases de alimentos para eliminar el oxígeno, una de las principales causas de deterioro de los alimentos como son la decoloración, cambios en la textura, enranciamiento, etc”. “Los sobres conservadores de frescura se vienen empleando en alimentación desde hace ya dos lustros”, detalló Robles.

A diferencia del hombre del vídeo que asegura que contiene grafeno, la técnica explicó que “el material más utilizado en el interior de los paquetes de absorbedores de oxígeno es el polvo de hierro” y que “esa es la razón por la que se imanta”.

De esta manera, el hierro finamente dividido puede reaccionar con el oxígeno para crear óxido de hierro.

Sobre la posibilidad de que ocasione daños, Robles aseguró que “el hierro no es peligroso y puede ser absorbido por el cuerpo al igual que un suplemento de hierro”. “Para que una persona sufra síntomas de intoxicación debería ingerir más de 10 mg de hierro por kilogramo de peso corporal. Esto significa que incluso un niño pequeño tendría que comer varios paquetes para tener alguna reacción de envenenamiento”, explicó.

A pesar de que puedan estar hechos de otros elementos, el material empleado en los absorbentes de oxígeno “nunca es tóxico”.

Por otro lado, el paquete que lo contiene “está hecho de plástico y está diseñado para permitir que el oxígeno ingrese lentamente al paquete y reaccione con el polvo de hierro”. “A pesar de que este plástico no es tóxico, su ingestión puede dañar el estómago y los intestinos” y, por ello, en el exterior del sobre viene escrito explícitamente “NO INGERIR” y “DO NOT EAT”, como también se aprecia en el vídeo viral:   

Captura de pantalla del vídeo viral en una publicación en Facebook, realizada el 25 de agosto de 2021

A pesar de la alerta, “eso no significa que los sobres sean peligrosos, no comporta el menor riesgo, puede permanecer junto al alimento. Si por error alguien ingiriese el contenido de un sobre, no revestiría gravedad”, explicó Robles.

La experta insistió en que los absorbentes de oxígeno multiusos a base de hierro “no son tóxicos, son seguros para los alimentos y eliminan la oxidación de los alimentos, manteniendo así la frescura y previniendo el crecimiento de microorganismos. Cumplen con las regulaciones de la FDA y la UE: Reglamento CE Nº 1935/2004 sobre materiales y objetos destinados a entrar en contacto con alimentos y el Reglamento CE nº 450/2009 sobre materiales y objetos activos e inteligentes destinados a entrar en contacto con alimentos”.

El grafeno no es magnético

Según Graphenano, el grafeno “es el material más resistente que se conoce en la naturaleza, más fuerte que el acero estructural con su mismo espesor y más duro que el diamante, y, sin embargo, su grosor oscila entre 1 y 10 átomos de carbono”.

Pero este material no tiene propiedades magnéticas de forma natural.

A propósito de una verificación de mayo de 2021 sobre la supuesta presencia de grafeno en las vacunas contra el SARS-CoV-2, la doctora en Química María Celeste Dalfovo y el investigador Santiago Barrionuevo, del Grupo de Sensores y Electrocatálisis INIFTA-CONICET-UNLP de Argentina, explicaron a AFP Factual: “Por sí solo, el grafeno es diamagnético. Esto quiere decir que no se ve atraído por imanes (...). Además, si bien sus características de transporte electrónico son extremadamente interesantes desde el punto de vista tecnológico y de investigación, no es un 'superconductor con actividad magnética'”. Los especialistas detallaron que las propiedades superconductoras del grafeno rotado han dado resultados que se limitan a condiciones de laboratorio.

Por su parte, Diego Peña, investigador del potencial magnético de este material en el Centro Singular de Investigación en Química Biológica y Materiales Moleculares de Santiago de Compostela, en España, descartó en declaraciones a AFP Factual que el grafeno pudiera generar magnetismo con un objeto. Este compuesto, dijo, “es magnético sólo en condiciones muy específicas de laboratorio (ultra alto vacío y sobre oro). Es muy inestable, de forma que en condiciones ambientales pierde las propiedades magnéticas”