En San Francisco, 55 personas trans con ingresos bajos recibirán una ayuda; no basta con “existir”

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

La ciudad de San Francisco en California no dará una ayuda a las personas transgénero simplemente por el hecho de serlo, al contrario de lo que afirman publicaciones compartidas más de 100 veces en redes sociales desde el 16 de noviembre de 2022. En realidad, se trata de un proyecto piloto para una prestación que recibirán 55 personas y que tiene diferentes criterios de elegibilidad, principalmente vinculados a los ingresos que estas perciban. Además, San Francisco cuenta con una cartera de programas de ingresos garantizados que cubren a distintos sectores de la población.

San Francisco anunció un nuevo programa de "Ingresos Garantizados para Personas Trans" que les otorgará 1.200 dólares al mes, durante un máximo de 18 meses. Es decir, los contribuyentes se verán obligados a pagar más de $1.000 al mes a estas personas por simplemente existir”, señalan entradas en Facebook (1, 2) y Twitter (1, 2).

Captura de pantalla de una publicación de Facebook hecha el 23 de noviembre de 2022

El 16 de noviembre de 2022 la alcaldesa de la ciudad de San Francisco, London N. Breed, anunció el programa piloto Ingreso garantizado para personas transgénero (G.I.F.T., por sus siglas en inglés), que dará mensualmente y por un año y medio 1.200 dólares a 55 personas que residan en la localidad.

La organización en defensa de los derechos LGTBQ+ Human Rights Campain calcula que en Estados Unidos hay más de 2 millones de personas transgénero. “La palabra “transgénero”, o trans, es un término genérico para las personas cuya identidad de género es diferente del sexo que se nos asignó al nacer”, explican en su sitio web.

Requisitos de bajos ingresos

El objetivo de la ayuda, según se cuenta en la página web del programa piloto, es “proporcionar a las personas transgénero económicamente marginadas ingresos mensuales garantizados sin restricciones como una forma de combatir la pobreza que enfrentan los miembros de la comunidad más afectados”. De ahí que uno de los requisitos indispensables para calificar sea “ganar menos de 600 dólares al mes”.

Entre los requisitos también se enmarca residir en la ciudad o el condado de San Francisco, tener más de 18 años y “estar dispuesto y ser capaz de completar una encuesta al inscribirse y cada tres meses después”. Para ello hay que rellenar una solicitud, una divulgación de información, una declaración de ingresos y una prueba de residencia antes del 15 de diciembre de 2022.

El G.I.F.T. es parte de la cartera de programas de ingresos garantizados de la ciudad. San Francisco cuenta con otro tipo de ayudas como el servicio CalFresh, que favorece a más de 63.000 personas y por el cual personas y hogares de bajos ingresos pueden usar una tarjeta para comprar alimentos; o el servicio de CAAP, que da apoyo financiero y servicios sociales a los residentes de muy bajos ingresos sin hijos dependientes y del que se benefician más de 4.500 personas.

También está el programa para familias CalWORKs, centrado en familias y futuras madres que ayuda a más de 3.000 personas, o Meals Delivered to Seniors, centrado en personas mayores a las que mandan comida a casa dos veces al día. En junio de 2022, los últimos datos disponibles hasta la publicación de este artículo, se enviaron más de 2 millones de comidas.

El 29% de las personas trans vive en pobreza

El programa G.I.F.T priorizará además la inscripción de personas transgénero, no binarias, de género no conforme e intersexuales (TGI) “que también son negras, indígenas o personas de color (BIPOC), sin hogar, que viven con discapacidades y enfermedades crónicas, jóvenes y ancianos, hispano hablantes monolingües y aquellos que son legalmente vulnerables, como las personas TGI que son indocumentadas, se dedican al comercio sexual de supervivencia, o están anteriormente encarcelados”, según se explica en su sitio web.

Según el U.S. Transgender Survey, la encuesta más extensa sobre las personas trans en Estados Unidos que se hizo en 2015 y cuya nueva versión de 2022 está en proceso, el 29% de las personas adultas transgénero viven en pobreza.

Además, “tienen el doble de probabilidades que los adultos cisgénero [una persona cuyo género coincide con el asignado al nacer] de estar desempleados”, según el estudio Being transgender at work de la publicación McKinsey Quarterly. Cuando están empleados, los adultos trans ganan un 32% menos al año que los cisgénero incluso cuando tienen niveles educativos similares o superiores.

Cody Mejeur, profesora asistente en la Facultad de Artes y Ciencias de Buffalo especializada en estudios trans, queer y feministas, dijo a la AFP que las investigaciones han demostrado que esas tendencias son ciertas por varias razones, “incluida la discriminación por parte de la familia y los empleadores y la falta de acceso a la atención de afirmación de género” en las personas trans.

Estos problemas a menudo se agravan aún más para las personas trans que están marginadas de varias formas por motivos de raza, clase, discapacidad y otros factores”, comentó la experta, que alegó que cree que el programa piloto de San Francisco “es una buena manera de ayudar específicamente a las personas trans que son las más afectadas por estos problemas”, que no es lo mismo que “dar dinero a todas las personas trans simplemente por existir, como intenta hacer creer la desinformación”.

London N. Breed, alcaldesa de San Francisco, en un evento el 1 de junio de 2019 ( AFP / Josh Edelson)

No es la primera vez que San Francisco hace programas pilotos para la comunidad trans. En 2018 lanzó el Transgender Pilot Project, un programa que tenía como objetivo aumentar el acceso a los servicios de salud mental de las personas transgénero, específicamente las mujeres trans racializadas (término que agrupa a personas que no se consideran “blancas” y que enfatiza las experiencias comunes de racismo sistémico que enfrentan algunas comunidades).

En el informe del Transgender Pilot Project explicaban que “múltiples” programas de salud y bienestar para personas transgénero cerraron en San Francisco “en un período de tres años”, incluidos algunos como Tenderloin Health, Ark House, Restoration House, Transcending y T-lish, debido a “años de recortes presupuestarios”.

AFP Factual ha abierto un canal de comunicación con sus lectores hispanohablantes en Estados Unidos. Si tienes una consulta sobre contenido sospechoso, puedes escribirnos a esta línea de WhatsApp.