El hielo se hunde en una bebida dependiendo de su densidad, no de si está adulterada

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.
 

Publicaciones en redes sociales advierten que un hielo que no flota en una bebida es señal de que la preparación está adulterada. El contenido ha sido compartido más de 300.000 veces al menos desde enero de 2021, pero es falso. Que el hielo se encuentre en la parte superior o inferior de un vaso con líquido depende de la densidad de los mismos y no de si sufrió una adulteración, explicaron expertos a la AFP.

“Y Chicas recuerden: Si el hielo no flota, la bebida tiene algo”, dicen las publicaciones difundidas en Facebook (1, 2), Instagram (1, 2), Twitter (1, 2) y Tik Tok.

Contenidos similares también han circulado en inglés y portugués.

Captura de pantalla realizada el 15 de diciembre de 2021 de una publicación en Facebook

¿Por qué flota o se hunde el hielo?

El principio de Arquímedes indica que “todo cuerpo sumergido dentro de un fluido experimenta una fuerza ascendente llamada empuje, equivalente al peso del fluido desalojado por el cuerpo”, según un boletín científico publicado en el sitio web de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, en México. Un objeto flota cuando su peso es menor o igual al del líquido desplazado, lo que depende de su densidad.

“El factor que determina si un cuerpo flota o se hunde en un líquido es su densidad con respecto al líquido en que se sumerge”, precisó a AFP Factual la doctora en Ingeniería Química argentina Alejandra Lombardi, también especialista en desarrollo y calidad de alimentos y bebidas.

Por tanto, si se sumerge un cubo de hielo en agua, éste flotará, porque el agua en estado sólido (hielo) es menos densa que en estado líquido. En el caso de que el hielo se coloque en etanol (alcohol etílico), se hundirá, ya que la densidad del cubo es mayor, explicó Lombardi. 

Sin embargo, “una bebida alcohólica es un sistema de agua con alcohol etílico y otros ingredientes”, como azúcar, jarabes o extractos de hierbas, “por lo que la densidad de esa mezcla puede ser mayor o menor que la del cubo de hielo y, por ende, no se puede poner una regla generalizada si el hielo flota o se hunde”, dijo la experta. 

En este punto, el uruguayo Daniel Freire, doctor en Ingeniería Física, concordó: “Si un hielo flota en una bebida y deja de flotar cuando se coloca en la misma bebida pero adulterada, es porque dicha adulteración disminuyó la densidad” de ésta, explicó a AFP Factual. Así que “no veo que la adulteración de una bebida necesariamente haga que un hielo deje de flotar en ella”, agregó.

Además del alcohol etílico, hay otros líquidos con menor densidad que el agua que provocan que un hielo flote sobre ellos, como el ácido clorhídrico o la acetona, explicó a AFP Factual el físico uruguayo Ernesto Blanco, director del Instituto de Física de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República. Pero para que el hielo no flote, se debería “echar una cantidad muy grande [de otros líquidos] porque el agua es un 10% más densa”, precisó. 

De todos modos, la bebida aún podría estar adulterada y el hielo aún seguiría flotando, comentó el físico.

El uruguayo Luis Panizzolo, doctor en Química y magíster en Ciencia e Ingeniería de Alimentos, dijo a AFP Factual que, “en general, es difícil” identificar adulteraciones, pues estas “son bastante elaboradas”. No obstante, coincidió en que el componente incorporado, cualquiera que sea, tendría que “modificar la densidad de la mezcla o el agua para que el hielo deje de flotar”.

Cuidados

Según Lombardi, los cuidados que pueden tener los consumidores al momento de adquirir bebidas son: verificar la integridad del envase; mirar que las etiquetas estén en buen estado, con número de lote y los registros sanitarios pertinentes; y comprar en lugares habilitados marcas reconocidas a un precio acorde al mercado. 

En el caso de que el consumo de la bebida sea en un bar, la especialista aconsejó que la botella sea abierta en presencia del consumidor. “Las empresas del mercado formal en general tienen cuidado en que su producto no sea alterado, suelen embotellar con tapas que llevan escudos o marcas (para que no sean cambiadas) o capuchones, y el cortachorro también es una medida que evita el ‘refill’”, dijo a AFP Factual.

Sin embargo, esto es “más difícil” en una barra que expide tragos “porque hay riesgo de ‘refill’ de bebidas”, agregó Lombardo.

Para Panizzolo, este tipo de desinformación que suele circular en redes sociales se presenta como “una situación real, algo que puede ocurrir”, cuya causa en verdad “no sucede y confunde a la gente”, dijo.