Finlandia no ha encarcelado a un periodista por desinformar y su ley de medios es de 2003

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Más de 10.000 usuarios han compartido desde diciembre de 2020 en redes sociales un cartel que afirma que en Finlandia, tras la aprobación de una “ley de medios”, se habría encarcelado al “primer periodista que con fake news perjudicó al Estado en beneficio de multinacionales”. El país europeo tiene una ley sobre la libertad de expresión en la prensa, pero data de 2003 y no hay registro de ningún reportero encarcelado o juzgado por algo relacionado con su trabajo periodístico. 

“Finlandia aprobó ley de medios y vá preso el primer periodista que con fake news perjudicó al estado en beneficio de multinacionales. Que sea ley aquí”, dice la publicación, cuyos registros más antiguos encontrados datan de diciembre de 2020, pero que siguió circulando al menos hasta mayo de 2021. El contenido también fue compartido en Instagram y Twitter.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 23 de noviembre de 2021

La situación de la prensa en Finlandia

“Hasta ahora, en los registros no figura un solo periodista que haya sido encarcelado por ningún aspecto concerniente a su trabajo”, señaló a AFP Factual el presidente del Consejo para Medios de Comunicación de Finlandia, Eero Hyvönen, el 22 de noviembre. 

El Parlamento finlandés promulgó en 2003 una ley “sobre el Ejercicio de la Libertad de Expresión en los Medios de Comunicación”, en cuya traducción al inglés AFP Factual no halló rastro de que se tratara de una genérica “ley de medios” o que se dirija contra periodistas que perjudiquen “al Estado en beneficio de multinacionales”, como dicen las publicaciones virales.

Esta norma finlandesa reconoce el derecho de rectificación de los afectados por la información, pero estos casos “no suelen llegar a los tribunales. La gente prefiere presentar una queja ante nosotros”, dijo Hyvönen, señalando que cualquier ciudadano finlandés puede hacerlo ante ese organismo de regulación “si cree que un error esencial en la información no se ha corregido cuando se ha pedido”.

Hyvönen recordó para AFP Factual: “La última vez que un periodista fue encarcelado fue por espionaje en 1983, cuando Matts Dumell fue condenado a ocho meses de cárcel por espiar para la Unión Soviética. Pero incluso entonces no fue por su trabajo periodístico, sino porque fue descubierto aportando información a espías soviéticos”.

Actualmente “hay un caso judicial que preocupa a muchos periodistas en Finlandia, pero no tiene nada que ver con fake news”, según el presidente del consejo, quien califica ese caso de “muy particular”.

Tres periodistas del periódico Helsingin Sanomat enfrentan un proceso judicial por revelar o intentar revelar un secreto nacional. La investigación policial se inició a raíz de un artículo, publicado en diciembre de 2017, que daba información sobre un centro de operaciones de inteligencia militar. Iniciada la investigación, la Policía declaró que los periodistas no habían obtenido de forma ilícita la información, pese a lo cual el proceso siguió adelante.

“Según el Código Penal finlandés, los periodistas no son acusados si publican información clasificada” y solo quien la filtra podría ser acusado. No obstante, las fuentes periodísticas “están protegidas de varias maneras en la legislación finlandesa”, afirma Hyvönen. “Este caso es una excepción. El Código Penal castiga la información clasificada como confidencial y que fuera sido publicada cuando protegía la seguridad nacional del país”.

Por otra parte, el periodista comentó a AFP Factual la condena a Ilja Janitskin a 22 meses,  pero no por noticias falsas, sino “por difamación agravada, incitación al odio, etc”. Janitskin, quien murió “en pleno proceso de apelación”, había cumplido “prisión preventiva y arresto domiciliario en Andorra y en Finlandia”. Hyvönen opinó sobre Janitskin: “Me resulta difícil considerarlo un periodista profesional, porque parecía tener como objetivo silenciar el periodismo y la libertad de expresión”, “pero el periodismo es una profesión ‘libre’ en Finlandia, por lo que cualquiera puede pretender ser periodista”.

La confianza en la prensa en Finlandia

“Sí, el Gobierno finlandés está tratando de combatir la desinformación, pero no hay una ley contra ésta como tal”, comentó Hyvönen. Mientras tanto, las escuelas realizan actividades para enseñar a los alumnos qué es la desinformación y cómo se puede prevenir, como resalta la página web del Instituto Nacional Audiovisual finlandés.

El último Informe sobre el Estado de Derecho de la Unión Europea (UE), de julio de 2021, destacó sobre Finlandia: “Goza de un entorno libre y protegido para los periodistas y los profesionales de los medios de comunicación”. El texto europeo también destacó los cambios previstos para facilitar el enjuiciamiento por amenazas y acoso a periodistas, abordar la incitación al odio hacia ellos y que el Gobierno busca establecer “un mecanismo de asistencia permanente para apoyar al periodismo”.

El informe de 2021 del Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo destaca en el sumario: “Finlandia permanece como el país con mayores niveles de confianza en general” en las noticias. La situación detallada del país (página 76 del reporte) da cuenta de “presiones financieras” en la supervivencia de los medios y destaca que la confianza en general de los ciudadanos ha crecido. “El canal público Yle sigue siendo el más fiable, junto a periódicos locales. Los dos tabloides vespertinos y sus páginas web son muy utilizados pero tienen bajos niveles de confianza” de los lectores.

25 de noviembre de 2021 Añade precisiones en los párrafos quinto, noveno, décimo y undécimo.