Esta foto muestra a un empleado de una reserva salvaje durante el trabajo, no a un geólogo atrapado

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Una fotografía que muestra a un orangután que parece tender una mano a un hombre sumergido en aguas fangosas fue compartida más de 122 mil veces en redes sociales al menos desde enero de 2021, con la afirmación de que el animal intentaba ayudar a un geólogo que había caído al barro. Sin embargo, el hombre que se ve en la imagen es un empleado de una reserva silvestre en Indonesia y entró al agua para tareas de mantenimiento. La administración del lugar dijo a la AFP que el animal conocía al empleado del parque y probablemente estaba pidiendo comida.

“La imagen muestra a un orangután actualmente bajo amenaza de extinción mientras tiende su mano para ayudar a un geólogo que cayó en un charco de barro durante su búsqueda”, dice una de las publicaciones que difunden la imagen en Facebook. “La escena fue capturada por el fotógrafo Anil Prabhakar”, “... una fotografía que permanecerá en la historia…”, “En un momento en que el concepto de humanidad está muriendo, los animales nos están llevando a los principios de la humanidad…”, dicen otras entradas en dicha red social y Twitter (1

El contenido también circuló en húngaro, árabe, portugués, francés e inglés.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 1 de octubre de 2021

   

Una búsqueda en Google con los términos “orangutan help man” (“orangután ayuda a un hombre”, en inglés) reveló que la instantánea fue tomada efectivamente por Anil Prabhakar, un fotógrafo aficionado indio, quien la subió a Instagram el 23 de enero de 2020. 

Como leyenda de la foto, que hasta la fecha de esta publicación había obtenido más 90.000 “Me gusta”, Prabhakar escribió: "¿Me dejas ayudarte? : Una vez que la humanidad muere en el género humano, a veces los animales nos guían para regresar a lo básico", una frase que retomaron algunas de las publicaciones viralizadas.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Anil T Prabhakar (@anil_t_prabhakar)

El 22 de enero de 2020 ya había publicado el mismo contenido en su cuenta de Facebook y el 8 de octubre del mismo año lo hizo en Twitter.  

Después de que la imagen llamó la atención en redes sociales, Prabhakar explicó al canal CNN, en febrero de 2020, las circunstancias en que la tomó. El registro se hizo en la isla de Borneo, donde él estaba de safari con sus amigos en el bosque de la reserva de la Borneo Orangutan Survival Foundation (BOSF), dijo al medio de comunicación. Según su relato, el orangután extendió su mano para ayudar a un hombre a salir del agua, que se encontraba infestada de serpientes. 

En noviembre de 2020, el fotógrafo también contó la historia de la instantánea en un artículo para una revista india sobre naturaleza. En su narración explicó que el hombre que se encontraba en las aguas fangosas era un guardia del parque haciendo labores de mantenimiento, no un “geólogo que cayó”. Mientras hacía su trabajo, un orangután hembra se acercó a la orilla y comenzó a observarlo. Al cabo de un rato, el animal se acercó al agua, donde el trabajador parecía moverse con dificultad, y extendió la mano en su dirección, “como si estuviera ofreciéndole ayuda para salir del espeso barro”, señaló Prabhakar.

Contactados por el servicio de verificación de la AFP, la administración de la reserva aportó más detalles sobre la escena: sucedió en una pequeña isla artificial, el hombre de la foto era un empleado de una reserva salvaje y estaba haciendo labores de mantenimiento, no atrapado. El orangután, que conocía al hombre, probablemente estaba pidiendo comida.

“La foto fue tomada en el centro de rehabilitación de orangután de la BOSF en Samboja Lestari, Kalimantan Oriental [provincia de Indonesia], dijo Jamartin Sihite, director ejecutivo del local, a la AFP por teléfono el 29 de septiembre de 2021. 

Asimismo, comentó que la orangután se llama Anih y que el hombre de la fotografía es Syahrul, su cuidador.

“Anih no puede ser liberada en la naturaleza. Sus habilidades no se han desarrollado para que sea liberada en la naturaleza. Ella pensó que Syahrul quería traer comida, así que la pidió. En ese momento, estaba haciendo un mantenimiento, limpiando los pastos del agua. No es un geólogo atrapado”, explicó Sihite.

La reserva salvaje también subió un video a su cuenta de Instagram, el 11 de febrero de 2020, explicando la verdadera historia detrás de la imagen:

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by BOS Foundation (@bosfoundation)

“A primera vista, puede parecer que [Anih] está ofreciendo ayuda a Syahrul. Pero es probable que estuviera pidiéndole comida, ya que Anih, al igual que otros orangutanes, aún dependen de los humanos”, relata el video, especificando que Anih y Syahrul se conocen desde la década de 1990.

La BOSF, junto con el gobierno local y la comunidad global, lucha contra la extinción de los orangutanes y conserva sus hábitats en sitios en todo Borneo, informa la organización en su sitio web.

Según la base de datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) sobre especies en peligro de extinción, el cambio climático y la acción humana han dado lugar a reducciones significativas en la distribución y el número de orangutanes de Borneo. En los últimos 40 años, cerca de la mitad de la población original en el Borneo indonesio murió, una pérdida estimada de entre 44.170 y 66.570 individuos, y los animales ahora están en peligro crítico de extinción.

1 de octubre de 2021 Cambia foto de publicación tachada.
Traducción y adaptación