Personas esperan afuera de una sucursal de una administradora de fondos de pensiones (AFP) para iniciar el trámite de retiro de sus depósitos en Santiago, el 13 de agosto de 2020 ( AFP / Martin Bernetti)

El Banco Central chileno no prestó dinero a las administradoras de pensiones

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

El 22 de septiembre de 2021 el diputado chileno Guillermo Ramírez aseguró en televisión que el Banco Central prestó a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) el dinero para hacer efectivos los retiros aprobados por el Congreso en el contexto de la pandemia. Sin embargo, lo que en realidad hizo la entidad fue comprar bonos a algunos actores del mercado financiero para venderlos posteriormente y así evitar un alza en la tasa de interés, debido a la alta demanda de activos.

“¿Tú sabes quiénes pagaron el primer, segundo y tercer retiro? No fueron las AFP. (...) Fue el Banco Central, que le prestó esa plata a las AFP que después tienen que devolver, justamente, para que las AFP no tuvieran que vender todos los activos y se fuera toda la economía y todos los valores al suelo”, dijo el diputado de la Unión Demócrata Independiente en un programa de televisión abierta.

Esto, mientras los entrevistados discutían sobre los retiros del 10% de los fondos de pensiones, medida que aprobó el Congreso por primera vez en julio de 2020

Dicha medida fue propuesta por algunos parlamentarios debido a la crisis económica vivida en Chile a raíz de la pandemia del covid-19. Posteriormente, el Poder Legislativo aprobó un segundo y tercer retiro, mientras que en septiembre de 2021 se discutía el cuarto

La afirmación del diputado fue ampliamente replicada en Twitter (1, 2, 3), Facebook (1, 2) y sitios web (1, 2). Por su parte, el diputado Leonardo Soto (Partido Socialista), envió un oficio al Banco Central pidiendo que se aclare lo dicho por Ramírez. 

Bonos, no préstamo 

El mismo día de la emisión del programa de televisión, el Banco Central (BC) publicó un comunicado asegurando que no realizó un préstamo directo a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), sino que compró bonos a entidades financieras para posteriormente venderlos dentro de un plazo de uno o tres meses. 

Esta medida, se explica en el comunicado, tuvo como objetivo resguardar la emisión masiva de activos y, en consecuencia, una eventual alza en la tasa de interés: “Se implementó un programa especial de operaciones de compra al contado realizada conjunta y simultáneamente con una venta a plazo (a 1 o 3 meses), en el mercado abierto, de bonos emitidos por empresas bancarias (Programa CC-VP), por una suma de hasta por US$10.000 millones en cada ocasión. En virtud de este programa (...) el Banco Central compró, al contado, bonos bancarios y, conjunta y simultáneamente, vendió a plazo instrumentos de la misma especie a la misma contraparte”.

En el comunicado se agrega que la “contraparte” mencionada son todas las entidades del Sistema de Operaciones de Mercado Abierto (SOMA), “dentro de las cuales se encuentran las administradoras de fondos de pensiones”.

Esto mismo fue informado el 30 de julio de 2020 mediante este comunicado. Al día siguiente, el BC publicó el Programa Especial de Operaciones bajo el cual fue posible la compra y venta simultánea de instrumentos financieros. 

Guillermo Larraín, economista y ex superintendente de Pensiones, explicó a AFP Factual que estas medidas son frecuentemente tomadas por el BC para evitar problemas de liquidez: “El BC hace este tipo de operaciones regularmente especialmente con los bancos. Las AFP también pueden participar”. La idea de esta compra y venta de bonos, explicó, es que las administradoras al momento de entregar los fondos puedan “hacer uso de su liquidez de forma más racional, es decir, que pueda pagarle a la persona sin necesidad de vender necesariamente el activo que tiene en otro lado”.

Larraín agregó que con esto la empresa (en este caso, las AFP) causa menos daño al sistema financiero.

“Fue un error”

En nota enviada a AFP Factual, el congresista Ramírez corrigió sus dichos y reconoció que utilizó un concepto incorrecto: “La forma de expresar la idea fue un error. Particularmente por haber usado la expresión ‘préstamo’, en circunstancias que fue una compra y venta simultánea”.

Sin embargo, agregó que en su intervención durante el programa matinal quiso decir que los retiros de los fondos de pensiones traen consecuencias negativas. Los retiros “obligan al BC a intervenir para evitar los previsibles efectos dañinos en el mercado de capitales y en el valor de los ahorros en las AFP de los trabajadores”, dijo.