Las camas de la Villa Olímpica de Tokio 2020 serán de cartón y resisten hasta 200 kilos ( Akio Kon / POOL / AFP)

Las camas de la Villa Olímpica de Tokio no fueron hechas de cartón para evitar relaciones sexuales

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Desde el 14 de julio de 2021 han sido compartidas cientos de veces publicaciones en redes sociales sobre las supuestas “camas anti-sexo” hechas de cartón en la Villa Olímpica, como una aparente medida para evitar contagios de covid-19 durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Sin embargo, las camas fueron presentadas meses antes de la detección del virus, soportan unos 200 kg según su fabricante y varios atletas demostraron su resistencia.

“Con el propósito de preservar la salud en los atletas que participarán en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, los organizadores de la justa veraniega decidieron instalar camas ‘antisexo’ en la Villa Olímpica, una medida para evitar las relaciones íntimas y por ende, los contagios de COVID-19”, dice una de las publicaciones en Facebook (1, 2, 3) y Twitter (1, 2, 3) sobre las camas.

Varios medios de comunicación (1, 2, 3) publicaron sobre las “camas anti-sexo”.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook hecha el 22 de julio de 2021

Entre el 23 de julio y el 8 de agosto, Tokio vuelve a ser sede de los Juegos Olímpicos, después de que se celebraran en la capital japonesa en 1964. Los de 2021 serán distintos debido a la ausencia de público por la pandemia de covid-19, que causó que la justa deportiva se pospusiera un año.

Camas resistentes

Mientras que estas camas fueron presentadas en septiembre de 2019, el virus causante del covid-19 fue identificado en diciembre de ese año, en China. Por lo tanto, su diseño de cartón no pudo haberse destinado a evitar contagios entre quienes concurrieran a los Juegos Olímpicos.

El uso de este material reciclable en la fabricación de las camas se debe al deseo de organizar un evento sustentable, dijo a la AFP Takashi Kitajima, gerente general de la Villa Olímpica en enero de 2020.

“Preferimos no destruir las cosas que construimos, sino continuar usándolas. Esto es fundamental para ofrecer sustentabilidad”, dijo.

Un representante de Airweave, la empresa que fabricó las camas, dijo a la AFP que aguantan hasta 200 kilos: “Hemos realizado pruebas, como lanzar peso en las camas. (...) Mientras haya solo dos personas en la cama, deberían ser lo suficientemente sólidas para soportar la carga”.

Algunos atletas incluso ya probaron las camas. El gimnasta irlandés Rhys McClenaghan publicó un video en Twitter en el que salta sobre la cama, demostrando su resistencia y responde a los rumores sobre la fragilidad de las estructuras: “Eso no es cierto, son noticias falsas”.

Christian Klaue, director de Comunicaciones Corporativas y Relaciones Públicas del Comité Olímpico Internacional (COI), compartió el video del atleta y dijo: “El @iocmedia recibe muchas preguntas sobre las camas de cartón sustentables de la Villa Olímpica. @McClenaghanRhys las puso a prueba. Aquí vamos”.

En el mismo sentido, el jugador de voleibol Douglas Souza, de la selección brasileña, también compartió un video en el que aparece bailando samba sobre una de las camas de cartón.

Juegos Olímpicos de Tokio