Autorización de la charla de un exguerrillero en un colegio de Chile en 2014 no involucró a Tohá

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Publicaciones en redes sociales aseguran que la ministra chilena del Interior, Carolina Tohá, habría permitido en 2014, cuando era alcaldesa de Santiago, que el exmilitante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) César Quiroz dictara en un colegio una “clase de violencia y terrorismo”. En efecto, el exguerrillero participó en un foro. Y aunque el municipio dio permiso para realizarlo en las instalaciones académicas, una investigación de la Contraloría General dictaminó que “tal encuentro pudo tener un objetivo distinto al señalado al requerirse la respectiva autorización”. Además, otras fuentes consultadas por la AFP revelaron que Tohá no tuvo responsabilidad en dicho consentimiento.

“Carolina Tohá destruyó el instituto nacional llevando al frente Patriotico Manuel Rodriguez a dar clase de violencia y terrorismo. En serio que esta CHANTA de va ser la próxima ministra del interior #OtraNO”, dicen publicaciones que han sido compartidas más de 1.300 veces en Twitter y Facebook.

Captura de pantalla de un tuit realizada el 6 de septiembre de 2022

El presidente de Chile, Gabriel Boric, cambió el 6 de septiembre de 2022 a los ministros del Interior, Salud, Ciencia, Energía y Secretaría General de la Presidencia tras el triunfo del “Rechazo” en el plebiscito para elegir una nueva Constitución, el 4 de septiembre pasado.

Carolina Tohá, fue designada en la cartera del Interior, tras la salida de Izkia Siches. Tohá se desempeñó como diputada (2002-2009), vocera de gobierno de Michelle Bachelet (2009) y alcaldesa de Santiago (2012-2016). Su padre, José Tohá, fue ministro del Interior y de Defensa en el gobierno de Salvador Allende (1970-1973) y murió a consecuencia de torturas en 1974, durante el régimen de Augusto Pinochet.

Uno de los grupos que combatió por las armas a la dictadura de Pinochet fue el Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR).

El presidente chileno Gabriel Boric abraza a la nueva ministra del Interior y Seguridad Pública, Carolina Toha, en una ceremonia en el palacio presidencial de La Moneda en Santiago, el 6 de septiembre de 2022 ( AFP / Martin Bernetti)

El Instituto Nacional es uno de los colegios públicos calificados como “emblemáticos” del país por el histórico buen desempeño de sus alumnos. Depende administrativamente del municipio de Santiago, uno de los 32 gobiernos comunales que tiene la capital chilena.

Luego de una búsqueda con las palabras claves “Carolina Tohá”, “Instituto Nacional” y “FPMR” se encontraron publicaciones de medios de comunicación que informaron (1, 2) que en efecto se realizó una charla en ese colegio, el 10 de septiembre de 2014, organizada por alumnos. El foro, nombrado “La Política de Rebelión Popular de Masas”, tuvo como principal exponente al exvocero del FPMR César Quiroz.

Tras los hechos, el entonces rector del Instituto Nacional Fernando Soto aclaró que el evento “fue organizado por un grupo de estudiantes de un curso” y que “no se enmarca en la programación académica del liceo”. El colegio habría autorizado el uso de una sala para una charla, “siempre y cuando un profesor estuviera presente”.

La rectoría criticó entonces “categóricamente que dicho espacio se haya prestado para exhibir un símbolo que se asocia a épocas y estrategias alejadas del ejercicio democrático, que como institución pretendemos garantizar”.

El medio estudiantil Primer Foco IN dirigido por alumnos del Instituto Nacional comunicó en una entrada en Facebook que el encuentro fue organizado por miembros de las Juventudes Comunistas que estudiaban en esa institución.

Distintos medios dieron a conocer (1, 2) la reacción de Tohá, quien calificó la participación de Quiroz en la charla como “inaceptable” y declaró que en los establecimientos educacionales está prohibido hacer “proselitismo político”. La entonces alcaldesa señaló que la actividad fue autorizada, pero “derivó en algo muy distinto que lo que se autorizó y eso no es aceptable”.

Felipe Kast, entonces diputado del partido Evopoli, denunció el hecho el 16 de septiembre de ese año ante la Contraloría General de la República para que el ente fiscalizador se pronunciara sobre la responsabilidad de las autoridades municipales y del establecimiento sobre el foro realizado.

Luego de una investigación, la Contraloría descartó en febrero de 2015 irregularidades como las denunciadas por Kast.

Conclusiones de la Contraloría

El documento del entre contralor sostiene que las autoridades académicas del Instituto Nacional otorgaron el permiso para que se llevara a cabo una actividad organizada por alumnos “en el marco de las charlas, foros y conversatorios que estos usualmente realizan sobre diferentes materias”.

Sin embargo, la Contraloría reconoció que el “encuentro pudo tener un objetivo distinto al señalado al requerirse la respectiva autorización”.

Sobre dicha charla especificó que, según informó la propia entidad edilicia, el papel de las autoridades educativas consistió en facilitar una sala “para que se efectuara una actividad relacionada con algunas de las funciones municipales, como son las de educación y cultura (…) durante un período acotado y sin interferir en el objeto al que tal dependencia está destinada, por lo que no se advierte la concurrencia de irregularidades en el otorgamiento de dicho permiso”.

Ricardo Paredes Brito, vocero nacional de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios, detalló para efectos que se consideren en el informe que “los hechos descritos no han sido ejecutados por funcionarios públicos ni se han relacionado con campañas electorales en las que estos intervengan”.

La investigación de la Contraloría menciona un sumario interno iniciado por la Municipalidad de Santiago y ordenado por Tohá.

Consultado en reiteradas veces por el sumario realizado, la dirección de comunicaciones de la municipalidad de Santiago no entregó el documento solicitado, pero sí señaló que “el 21 de agosto de 2015 se sobreseyó a los funcionarios investigados”, es decir, los cargos que existían en contra de los empleados se dejaron sin efecto.

Sin injerencia de Tohá

El equipo de comunicaciones del Ministerio del Interior aseguró a AFP Factual en septiembre de 2022 que la charla sí “tuvo autorización de la rectoría del establecimiento”, pero esta fue una charla organizada por alumnos. Además, detalló que “la exalcaldesa Tohá no tenía injerencia alguna en las actividades extracurriculares de los establecimientos de los que la municipalidad es sostenedora”.

Por su parte, Xavier Opazo, presidente del centro de alumnos del Instituto Nacional en 2014, señaló a la AFP que “en el caso de las organizaciones estudiantiles, el interlocutor era el rector. Nosotros no hablábamos la solicitud de espacios con la alcaldesa”.

Pese a que Opazo aseguró no haber estado en la organización de esa charla, recuerda que en efecto esta fue organizada por “compañeros que eran militantes y simpatizantes del Partido Comunista”, quienes fueron autorizados para usar el salón del colegio “Arturo Prat, que es el de la famosa foto”.

AFP Factual intentó contactar a la rectoría del Instituto Nacional en reiteradas ocasiones sin obtener una respuesta.

21 de septiembre de 2022 Agrega información de FPMR.