Al 4 de mayo Italia ha registrado dos muertes de menores a causa del nuevo coronavirus

Publicaciones compartidas miles de veces en redes sociales desde el 24 de marzo afirman que en Italia, uno de los países más golpeados por la pandemia del nuevo coronavirus, 232 niños han perdido la vida a causa del COVID-19. Pero no es cierto. Desde que se diagnosticó el primer caso en ese país el 30 de enero, se han registrado dos decesos de menores que tenían patologías previas, y la edad promedio de los fallecidos es de 79 años.

“Hoy Italia llora 232 niños Fallecidos por Covid - 19 Sigues pensando que solo afecta a ancianos..? [sic]”, dice una publicación compartida más de 42.000 veces en Facebook (1, 2, 3, 4) desde el 24 de marzo. La misma afirmación también circuló en Twitter (1, 2, 3).

Pero esos datos son falsos.

Captura de pantalla de publicación en Facebook realizada el 30 de abril de 2020

Empleando distintas palabras clave, AFP Factual realizó una búsqueda en documentos oficiales e institucionales en relación a los niños y el COVID-19 publicados por el Ministerio de Salud de Italia, por el Instituto Superior de Salud de ese país (1, 2) y por la Sociedad Italiana de Pediatría.

La búsqueda en documentos y comunicados del Ministerio de Salud reveló que entre el 30 de enero -día en que se diagnosticó el primer caso de COVID-19 en Italia- y el 3 de mayo, se habían registrado 28.884 decesos. La edad promedio de los fallecidos es de 79 años.

Por su parte, un documento publicado el 23 de abril por la Sociedad Italiana de Pediatría da cuenta de las víctimas menores de edad en el país: “Por lo que se sabe hasta la fecha, cuando se diagnostica con infección por SARS-CoV-2 a sujetos en edad de desarrollo, los síntomas están ausentes, o son leves o moderados. Hasta la fecha, en Italia se han reportado dos muertes en sujetos [en edad de desarrollo] con graves patologías previas”.

El Instituto Superior de Salud, que elabora boletines semanales con actualizaciones de la situación del nuevo coronavirus en Italia, confirmó el dato de la Sociedad Italiana de Pediatría en su edición del 30 de abril, en la que presenta un cuadro de los contagios y decesos por edad y por sexo. Allí puede verse que a esa fecha se habían registrado en el país un total de 1.478 contagios y dos fallecimientos en la población de 0-9 años de edad.

Distribución de casos diagnosticados por laboratorios regionales de referencia y muertes informadas según edad y sexo. Fuente: boletín del Instituto Superior de Salud de Italia publicado el 30 de abril de 2020

AFP Factual se comunicó el 4 de mayo con la oficina de comunicación de la Sociedad Italiana de Pediatría, con sede en Roma, que desmintió que hubieran muerto 232 niños a causa del COVID-19 en el país: “Confirmamos que en Italia hubo dos muertes en la población pediátrica y en ambos casos se trató de niños con patologías previas”.

A partir del 4 de mayo Italia comenzó a flexibilizar las imposiciones de la cuarentena establecida el 9 de marzo, permitiendo el acceso a parques y jardines públicos y visitas a familiares, respetando una distancia de seguridad interpersonal de al menos un metro. Las áreas de juego para niños, sin embargo, permanecen cerradas, lo mismo que las clases escolares presenciales, que no se retomarán hasta septiembre. 

Una mujer camina con su niño en el parque Villa Borghese en Roma el 4 de mayo de 2020 tras la flexibilización de la cuarentena total en Italia.

La incidencia del COVID-19 en los niños

En el comunicado Preguntas y respuestas sobre la enfermedad por coronavirus, la Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que los niños, si bien tienen las mismas probabilidades de infectarse que cualquier otro grupo de edad y pueden propagar la enfermedad, tienen menos probabilidades de desarrollar un caso grave de COVID-19.

El documento agrega que “los niños y los adultos deben seguir las mismas pautas de cuarentena y aislamiento si existe el riesgo de que hayan estado expuestos o si presentan síntomas. Es particularmente importante que los niños eviten el contacto con personas mayores y con otras personas que corran el riesgo de contraer una enfermedad más grave”.

Al 4 de mayo, los dos estudios más grandes acerca de la incidencia del COVID-19 en la infancia se habían llevado a cabo en China y en Estados Unidos.

La versión preliminar del estudio realizado en China en febrero, y actualmente en proceso de revisión para su publicación final, concluyó que niños de todas las edades son susceptibles a contraer COVID-19. Y agrega: “Aunque las manifestaciones clínicas de los casos de COVID-19 de los niños fueron generalmente menos graves que las de los pacientes adultos, los niños pequeños, especialmente los bebés, fueron vulnerables a la infección”. Al 8 de febrero de 2020, de los 2.143 pacientes pediátricos incluidos en el estudio, había muerto un adolescente de 14 años.

En cuanto al estudio realizado en Estados Unidos, publicado el 8 de abril, se observó que “relativamente pocos niños con COVID-19 (en EEUU) son hospitalizados, y menos niños que adultos experimentan fiebre, tos o falta de aire”. Se agrega que “el distanciamiento social y las conductas preventivas cotidianas siguen siendo importantes para todos los grupos de edad porque los pacientes con enfermedades menos graves y aquellos sin síntomas probablemente desempeñan un papel importante en la transmisión de la enfermedad.” La muestra para el estudio incluyó a 2.572 niños que contrajeron coronavirus, de los cuales murieron tres.

En conclusión, no es cierto, como afirma la publicación viral, que 232 niños hayan fallecido en Italia a causa del nuevo coronavirus. Al 4 de mayo se habían confirmado dos decesos de menores de 9 años con patologías previas, y la edad promedio de los fallecidos por COVID-19 en el país es de 79 años.

Ana Prieto
AFP Argentina