Verificación de la información en AFP

La verificación de la información está en el corazón de la misión y de las prácticas de la AFP, pionera de las agencias de noticias internacionales desde sus inicios hace más de 180 años.

Con el lanzamiento de un sitio dedicado a la verificación de la información, la agencia responde a la proliferación de falsas noticias en todos los soportes. Esta iniciativa es una continuación del proyecto colaborativo CrossCheck, creado durante la campaña presidencial francesa de 2017 y en el cual la AFP tuvo el papel decisivo de dar el último visto bueno de los artículos verificados.

En este sitio, los periodistas de la AFP desmienten mediante hechos y datos concretos mentiras y medias verdades. Asimismo, brindan el contexto sin el cual la información carece de sentido, e incluso puede entenderse de forma equívoca. Este trabajo, que busca ser neutral y realizarse sin prejuicios, también puede llevar a confirmar la veracidad de una información considerada por algunos como dudosa.

Los periodistas seleccionan contenidos para verificarlos siguiendo varios criterios, entre los cuales destacan el interés editorial, la magnitud de la difusión de la información y/o su importancia en el debate público.

Realizan esta tarea respetando en todo momento la misión de la agencia, de brindar al público y a los periodistas información "exacta, imparcial y confiable", como lo establece la Carta de la Agencia France-Presse.

Este trabajo se lleva a cabo gracias a los aportes de las redacciones de la AFP en todo el mundo. Al igual que las demás producciones editoriales de la Agencia, sigue nuestras reglas de buenas prácticas editoriales y deontológicas.

Finalmente, a lo largo de este proceso, los periodistas buscan compartir consejos y las herramientas que utilizan para permitir a otros también llevar a cabo verificaciones.

Factual es parte de las actividades de la Agencia France-Presse, cuyo estatuto único se rige por una ley aprobada por el Parlamento francés en 1957. Los ingresos de la AFP provienen en un tercio de aportes del Estado francés (en parte por una suscripción al servicio de noticias y por su misión de interés general), y el resto de sus ingresos comerciales.

La creación de puestos de periodistas encargados de este blog también fue posible gracias a una asociación, en parte de carácter financiero, entre la AFP y Facebook. No obstante, esta asociación no tiene ninguna incidencia en la selección de contenidos, ni en las decisiones editoriales para este blog.