Ninguna ley danesa obliga a los agricultores a tener un 5% de terreno con flores para las abejas

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Publicaciones que afirman que en Dinamarca existe una ley que obliga a los propietarios de grandes terrenos a plantar flores en un 5% de su extensión para las abejas han sido compartidas más de 6.000 veces desde el 28 de abril de 2021. Sin embargo, la información es falsa, según agricultores y autoridades danesas. No obstante, sí existen apoyos a quienes decidan plantar flores en sus terrenos.

“En Dinamarca, la Ley obliga a los Propietarios Agrícolas a Plantar con Flores para las Abejas el 5% de sus tierras”, dicen publicaciones en Facebook (1, 2, 3), Twitter (1, 2), Instagram (1, 2) y en artículos (1).

La afirmación ha sido compartida en otros idiomas como francés, portugués e inglés.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook hecha el 11 de mayo de 2021

Ley danesa

Periodistas de la AFP en Dinamarca contactaron a diversas fuentes sobre este tema.

Millie Marie Christenten, vocera de la Federación de Agricultores, dijo que “no hay ninguna ley en Dinamarca que diga que los agricultores deben dedicar el 5% de su tierra a las flores para promover la biodiversidad y las abejas”.

También, la Agencia de Agricultura danesa confirmó a la AFP que “en Dinamarca, la ley no obliga a los agricultores a desarrollar el 5% de sus áreas en barbechos florales ni a crear fronteras de campos con mezclas de flores”.

“En Dinamarca, las áreas dedicadas a barbechos florales, barbechos polinizadores y linderos de campos sólo representan una pequeña proporción de todas las áreas declaradas como áreas de interés ambiental”, subrayó la Agencia de la Agricultura.

Una abeja negra sobre una flor, el 6 de julio de 2010, en la isla Ouessant en Francia (Fred Tanneau / AFP)

El 61% del territorio danés se dedica a la agricultura, según estadísticas oficiales de 2019, pero solo el 12% de la tierra se cultiva de forma ecológica.

Según la Agencia, Dinamarca produce alimentos suficientes para alimentar a 15 millones de personas, casi tres veces más de sus 5,8 millones de habitantes.

El gobierno danés dice que promover la biodiversidad se ha convertido en una de las prioridades del país. En diciembre de 2020, el Ministerio de Medio Ambiente estableció un presupuesto especial para “naturaleza y diversidad” dotado con 888 millones de coronas (119 millones de euros; 145 millones de dólares).

Pero este “paquete” prevé principalmente el establecimiento de bosques y nuevos parques naturales nacionales y la preservación de especies en peligro de extinción.

Fomento a los campos de flores

Aunque no existe una ley que obligue a los agricultores a plantar flores en sus terrenos, esto sí ha sido fomentado por la Unión Europea (UE) en los últimos años.

Para recibir los pagos de ecologización directos una de las condiciones es “dedicar el 5% de las tierras de cultivo a zonas beneficiosas para la biodiversidad”, esto es, a las superficies de interés ecológico (SIE) a través de árboles, setos, tierras en barbecho para mejorar la diversidad y los hábitat.

La Agencia Danesa de Agricultura explicó que los barbechos en flor “son una opción entre otras para cumplir con el requisito del 5% de las áreas de interés ambiental”.

Añadió que se trabaja con “las organizaciones ambientales y el sector agrícola para dar a conocer este tipo de áreas ricas en flores”.

Una vista aérea de un campo de jacintos en Plomeur, al oeste de Francia, el 22 de marzo de 2021 (Damien MEYER / AFP)

El objetivo de los “pagos de ecologización” a los agricultores, de hasta 80 euros (97 dólares) por hectárea, es mejorar el rendimiento global de la agricultura en cuanto a la biodiversidad, protección de recursos hídricos y lucha contra el cambio climático.

Estas subvenciones se conceden sobre la base de un conjunto de tres criterios, explican el Ministerio de Agricultura francés y el Ministerio de Agricultura y Pesca de España. El ya mencionado 5% y además la manutención de  pastizales permanentes (en una proporción definida con mucha precisión) para capturar mejor el carbono y favorecerla biodiversidad.

A eso se añade la diversificación de los cultivos para tener al menos tres tipos diferentes en su tierra, con el fin de fortalecer la resiliencia de los suelos y los ecosistemas.

Los nuevos conceptos de agroecología incluyen el diseño de huertos redondos, plantación de setos y siembra de flores para abejas y aves.

 
Françoise Kadri
Traducción y adaptación