ÁFRICA

La imagen retrata un procedimiento oftalmológico, no la destrucción de la glándula pineal

Publicado el 21/12/2020 a las 16:56

Publicaciones compartidas desde el 8 de diciembre por más de 1.500 usuarios en redes sociales afirman que “la destrucción de la glándula pino” se realizó durante “miles de años”, e incluyen una imagen del Antiguo Egipto como prueba. En muchas de ellas se informa sobre el supuesto daño cerebral que provocaría un palillo introducido por la nariz, semejante al procedimiento de las pruebas PCR que detectan el nuevo coronavirus. Pero en realidad la imagen viral muestra una antigua práctica oftalmológica y los expertos insisten que las pruebas PCR son seguras y no dañan el cerebro.