Las autoridades mexicanas suspendieron la venta de algunas sopas instantáneas, no las prohibieron

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Publicaciones que advierten sobre la prohibición de sopas instantáneas en México han sido compartidas más de 114.000 veces desde el 1 de octubre de 2021. En realidad, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) anunció que, de “manera precautoria”, suspendió la venta de productos de algunas marcas que no cumplían con la norma de etiquetado, pero las sopas instantáneas no fueron prohibidas en el país.

“La PROFECO acaba de prohibir las sopas instantáneas en México”, dicen las publicaciones en Facebook (1, 2) junto a la imagen de un envase de sopa.

Mensajes similares circularon en Instagram (1, 2), Twitter (1, 2) y TikTok (1, 2).

Captura de pantalla de una publicación en Facebook hecha el 6 de octubre de 2021

El contenido surgió después de que diversos medios de comunicación (1, 2, 3) difundieron el anuncio de la Profeco sobre un estudio de calidad realizado a las sopas instantáneas.

En su edición de octubre de 2021, la Revista del Consumidor, que pertenece a la Procuraduría, publicó un reportaje que cita un estudio de la institución sobre los contenidos nutricionales de 33 de estos productos.

La publicación muestra 12 de ellos con el sello “No cumple” en referencia a la norma del etiquetado, que entró en vigor en 2020 y establece que en los rótulos debe exhibirse la composición nutricional de alimentos y bebidas.

De acuerdo con la revista, los sellos “No cumple” fueron puestos por varios motivos: no expresar el contenido energético por 100 gramos, sino por porción; no presentar instrucciones en español o no declarar la información nutricional en el producto preparado.

En el caso de las sopas de la marca Maruchan, cuya fotografía es compartida en las publicaciones virales, el producto es mencionado en la Revista del Consumidor con un sello por usar “envase de unicel”, considerado dañino a la salud, si se calienta en el microondas, y al medio ambiente, porque ese material tarda años en degradarse. Ese producto no se encuentra en una lista de las 12 sopas instantáneas que fueron suspendidas, proporcionada a AFP Factual por el área de prensa de la Profeco.

Por su parte, en la conferencia matutina del 4 de octubre pasado, realizada por el gobierno mexicano, Ricardo Sheffield, titular de la Profeco, dijo que se retiraron del mercado casi 130.000 unidades de sopas instantáneas, correspondientes a los 12 productos de nueve marcas diferentes, señalados en la revista:

Sin embargo, ni la revista ni el titular de la Profeco mencionan la prohibición de las sopas instantáneas en México. En la conferencia, Sheffield afirmó que no fue bien manejada la información sobre el estudio “sobre todo en los fake news que deforman bastante las noticias”.

Además, la Dirección General de Información Institucional y Vinculación Social de la Profeco aclaró a AFP Factual que no se prohíben los productos, sino que la venta de algunas marcas fue suspendida “de manera precautoria” y que, si el proveedor corrige las observaciones, su producto podrá volver al mercado.

“Se le colocaron sellos de inmovilizado para evitar que ese producto sea comercializado en tanto los proveedores subsanan los incumplimientos”, señaló.

Es decir, “los productos se inmovilizan en anaquel o en bodega, no los llevan a ningún lado. El proveedor puede retirarlos de anaquel una vez en curso el proceso de infracción, previo levantamiento de sellos de Profeco”, explicó.

De acuerdo con el gobierno mexicano, el etiquetado de alimentos “empoderará” al consumidor para “la toma consciente de decisiones, a fin de reducir los niveles de obesidad y sus consecuencias sobre la morbi-mortalidad que produce la diabetes, el cáncer, la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares y también COVID-19”.

Anuncio sobre el etiquetado de alimentos en el metro de Ciudad de México, el 1 de octubre de 2019 ( AFP / Rodrigo Arangua)

México es uno de los países con más casos de diabetes y obesidad. De acuerdo con datos de la organización Alianza por la Salud Alimentaria, basados en la Encuesta Nacional de Salud 2018, 96 millones tienen sobrepeso u obesidad, 8,6 millones sufren diabetes y 15,2 millones, hipertensión.

La tasa de mortalidad por diabetes mellitus en México fue de 120 por 100.000 habitantes en 2020, según el Instituto Nacional de Estadística (INEGI) . En Estados Unidos, el regitro más reciente era de 26,7 por 100.000, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).